music-notesEstimados Ministros de Canto: Gracias por la gloria que dan a Dios y por su servicio a la Iglesia y a nuestra comunidad parroquial. El canto es un elemento tan importante de la liturgia católica. El pueblo entra conciente y devotamente en el misterio de la presencia de Cristo al elevar a Dios sus voces, mentes y corazones. Uds. lo facilitan primeramente por medio de su fe, fidelidad y conciencia del misterio de Cristo presente al cual respondemos del fondo de nuestras almas. A veces este ministerio exige sacrificios de ti y de tu familia, tal como: tomar tiempo para aprender y ensayar el canto litúrgico de la Iglesia, aceptar guía pastoral tal vez diversa de aquella a que estás acostumbrado, estar presente a una hora inconveniente cuando te toca, llegar temprano y preparado. Te agradezco por tu colaboración responsable, tal que la comunidad puede confiar en ti para inspiración. Cuando las circunstancias de veras imposibilitan tu presencia en tu tiempo asignado, favor de asegurar con anticipación un sustituto confiable. Jamás se debería dejar una Misa sin cantor, dado que la Iglesia considera que este ministerio es uno de los requisitos para una celebración digna de la Eucaristía. Qué el Señor te recompense con creces. Qué esta pequeña guía te asista en el cumplimiento devoto de tu papel importante. Qué encuentres gozo al unirte con el coro de los ángeles y santos ante el trono del Cordero para cantar sus gloriosas alabanzas.

P. Larry y los Oblatos de San Jose

Coordinadora de Liturgia

Melissa Mendoza

(661) 889-4469